Cómo recuperar el pelo de las cejas

modelo ejemplo, tratamientos para recuperar el pelo de las cejas

Cuando hablamos de tratamientos para recuperar nuestro cabello habitualmente nos situamos en la zona de la cabeza, buscando solucionar desde zonas donde notamos una pérdida clara hasta la alopecia más marcada posible. Pero cada vez son más las personas que se fijan en otros lugares de nuestro cuerpo con pelo, buscando mejorar en todo lo posible su aspecto.

Es el caso de las cejas, muchas veces ignoradas y dejadas un poco a su aire. Con el tiempo se han ido transformando en un elemento más esencial de nuestro aspecto, trabajando sobre ellas como si se tratase de la parte más importante que tenemos.

Esta tendencia se ha visto impulsada en los últimos años gracias al desarrollo de las técnicas de microinjerto capilar, una técnica que no deja de redescubrirse a sí misma a medida que se crean nuevas demandas en el campo de la estética. Los centros especializados están cada vez más comprometidos en poder satisfacer cualquier necesidad que tengamos, lo que incluye la recuperación del pelo en nuestras cejas.

¿Cuáles son los motivos más habituales de pedir este tratamiento?

El pelo de las cejas tiene algunas características diferentes al resto del vello en nuestro cuerpo, siendo una de las más importantes el ritmo de crecimiento. Se estima que crece a un tercio de la velocidad del cabello normal, lo que significa que a pesar de tener un ciclo más corto de regeneración tardará más en desarrollarse.

Esta es una de las causas indirectas que producen más consultas sobre las cejas, ya que los cambios visibles se mantendrán durante más tiempo que en otras zonas, siendo a su vez mucho más difíciles de camuflar.

Habitualmente al ser un tipo de vello tan fino y corto solemos perderlo desde la raíz, teniendo que esperar a que se regenere completamente. Si nos excedemos con las pinzas u otros medios físicos para definirlas podemos pagarlo muy caro, ya que tardaremos mucho tiempo en recuperar nuestro aspecto natural.

La depilación continua en esta zona también puede producir que perdamos definitivamente nuestro pelo, dejando incluso de crecer si hemos estado tratándolo de forma invasiva durante mucho tiempo. Unido a este punto encontramos a la vez que los lápices y correctores para las cejas suelen ser parches que, en determinados casos extremos, no consiguen más que camuflar mínimamente el estropicio que hayamos hecho.

Otras causas son enfermedades como el Lupus o la Alopecia Areata, donde entre sus síntomas encontramos también la caída del cabello incluyendo las cejas. En la quimioterapia hay casos que afectan también a esta zona. A su vez las píldoras anticonceptivas pueden suscitar la caída del cabello en personas predispuestas.

Por supuesto debemos tener en cuenta factores psicológicos. Al igual que el estrés afecta a la pérdida del cabello, nuestras cejas también pueden verse afectadas. También causas físicas como golpes en esa zona o quemaduras producen que nuestras cejas necesiten una atención mucho más especializada. Más posibilidades de las que pensamos y que desembocan todas ellas en la búsqueda de un tratamiento eficaz.

¿Qué tratamientos existen para recuperar el pelo perdido en las cejas?

Uno de los métodos más sencillos y recurrentes es el de la micropigmentación en las cejas, aunque debemos tener en cuenta que no se utiliza para recuperar el pelo. Con este tratamiento lo que haremos será camuflar pequeñas zonas donde lo hayamos perdido. Si nos ha afectado a gran parte de la ceja o a su totalidad el resultado no será satisfactorio, teniendo que buscar métodos mucho más concretos.

Es aquí donde encontramos el injerto de cabello en las cejas, donde conseguiremos realmente unas cejas pobladas y con la cantidad de pelo que deseemos. Como cualquier otro trasplante, se utiliza el vello de otras zonas de nuestro cuerpo, en concreto de la nuca y en algunas ocasiones el de detrás de las orejas. Al tener un aspecto tan particular el pelo de las cejas, en la intervención se trabaja con mucho cuidado el respetar la ondulación y la línea de crecimiento de la ceja, consiguiendo en todos los casos un aspecto natural.

La anestesia utilizada es local, pudiendo recuperar rápidamente nuestro ritmo de vida habitual. No deja cicatriz y el mayor riesgo que corremos es la inflamación de la zona durante unos días. A su vez la pequeña costra que se crea se irá perdiendo paulatinamente en pocos días, teniendo en dos semanas aproximadamente el aspecto que buscábamos.

Da el paso: recupera tu imagen

Si realmente queremos mejorar el aspecto de nuestras cejas ahora ya no hay duda: los continuos avances en las técnicas de tratamiento capilar ahora lo hacen posible.

Las cejas como elemento de nuestro look están cambiando continuamente debido a la moda: oscilando en tamaños, colores y medidas. Pero hoy día tenemos que estar relativamente tranquilos al saber que siempre podremos recuperar el pelo perdido por cualquier motivo que haya aparecido en nuestra vida.

2 comentarios

  1. Hola Carmen:
    Lo mejor es que te pases por una de nuestras clínicas para que nuestros médicos especialistas vean tu caso y te propongan la mejor solución. La primera consulta es gratuita. Te dejo un enlace con todas nuestras direcciones y teléfonos, para que te pongas en contacto con la que te venga mejor. http://www.imdermatologico.com/contactar/seccion/15
    Un saludo y muchas gracias.

  2. carmen
    at #

    DESDE hace varios años unos 4 me puse dos implantes en la boca y no salio bien me pizaron un nervio, no rotura pero morlamente me vine abajo y vi que mis cejas cada dia iba ha peor se fue perdiendo volumen dia tras dia quisiera que puedan asesorar que puedo hacer, muchas gracias

Deja un comentario

Los datos recogidos en este formulario no serán utilizados para fines publicitarios